jueves, 14 de abril de 2011




¡Tomates marinos!

¡Sabias que...!

Los tomates marinos son como dos piedras negras, uno es macho y otro hembra, se diferencian al ponerse en agua, el macho flota y la hembra cae al fondo.

Se utilizan como remedio para las hemorroides, circulación etc.


Aunque no es una especie tropical se adapta perfectamente a las condiciones de temperatura y salinidad propias de acuarios de arrecife no siendo un factor decisivo para su correcto desarrollo, la iluminación necesaria es variable ya que han sido localizados en zonas tanto de mucha intensidad de luz como escasa.

Se trata de una especie que prefiere ubicarse en fondos rocosos alejados de los oleajes fuertes.


Su procedencia es mayoritariamente de las costas mediterraneas y del Atlántico nororiental.


Especie de cuerpo corto, altura media y disco basal muscular robusto con el que se fija al sustrato o construcciones rocosas, poseen seis coronas de tentáculos, cortos y gruesos en cuyo centro se encuentra la boca.

Sus dimensiones son aproximadamente de unos 4 cm de diámetro y de 5 a 6 de alto.


Sabias que la reproducción de esta especie puede verse forzada por el peligro que presupone el animar de morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada